La vida

 

La vida

El mismo río de vida que circula por mis venas noche y día, circula por las venas del mundo y canta, en lo hondo, con pulso musical.  Y es una vida idéntica a la mía la que a través del polvo de la tierra alza su verde alegría en innúmeras briznas de hierba, y estalla en olas tiernas y furiosas de hojas y flores.
Y la misma vida, hecha flujo y reflujo, mece al océano, cuna del nacimiento y de la muerte.
 Mis sentidos se exaltan al tocar esta vida universal. Y siento la embriaguez de que sea en mi sangre donde en este momento palpita y danza el latido de la vida que huye a través del tiempo.

Rabrindanaz Tagore

 

Quiero volver, pero me cuesta retomar el camino si no me preceden las palabras. Por eso, esta mañana, como muchas otras, lo he buscado a él.

Sabía que tendría la idea justa, la que me ronda, esa que podría escribir silenciosa en mi tarjeta de presentación, en la bandeja que anuncia mi visita, y yo, solamente, estampar mi firma roja al final.

 

 

La interpreté de un libro de recetas que me regalaron,  “Cocina Internacional”, y dicen que es portuguesa. La forma de hacerla es igual al del postre más típico de mi isla, “el bienmesabe”. Y aunque desconozco los orígenes de este último, de todos es sabido la gran influencia que de aquel país tuvimos en esta isla a todos los niveles.

Con el mismo ánimo festivo que la probé, la subo hoy…

Ingredientes. 

– 400 gr. calabaza asada

– Mismo peso de azúcar que de calabaza (yo creo que es suficiente con 300 ó 350 gr.)

– 75 ml. de agua

– 150 gr. de almendras (o almendras y piñones)

– 1 huevo y 2 yemas.

– Canela molida y ralladura de limón.

Hacer un almíbar con el agúa y el azúcar. Conseguido el punto perla, añadir la calabaza escachadita, los frutos secos molidos y los templumes. No dejar de remover mientras se cocina. Cuando comienza a secar, y nosotros a ver que al pasar la cuchara de madera, podemos ver el fondo del caldero, apartar. Dejar atemperar y añadirle los huevos batidos. Remover y llevar de nuevo al fuego. Dar punto 5 ó 10 minutos más sin dejar de remover, y dejar enfríar. Se conserva en la nevera. 

 

 



Anuncios

7 thoughts on “La vida

  1. Marhya

    ¡Qué alegría ver que vuelves a escribir y a publicar recetas! Y tan buenas como ésta, con ese color tan apetitoso que dan ganas de meter la mano en la pantalla.
    Un besazo, guapísima.

  2. zer0gluten

    Desde luego no has elegido mal a quien te acompañe en el camino. Aún así a mi lo que más me importa es que vuelvas. Me gusta estar, pero me gusta más que estés cuando estoy.
    Me sabe bien, que bien me sabe.
    Mil besos guapísima.

  3. alicia

    Qué delicia, Adormidera!
    En tus platos se mezcla sabor y literatura… vida. Te echaba de menos en esta mesa vacía.
    Un abrazo antes de degustar esta delicia que pones ante mis ojos

  4. adormidera

    Niñasss y Sr. Puntillo, que las leo a todas ;), eh!!! Que no me faltan palabras esta vez, sino tiempo…
    Una vez hecho el propósito y dado el primer paso, todo se andará.
    Gracias por recibirme siempre y por la inmensa paciencia.
    Abrazos… varios y cálidos.

    Alicia, contigo tengo que hablar seriamente, tengo dudas con esos caminos de invierno… luego, en otro momento…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s