Abril, y Felices Pascuas

Llega en 1 y en lunes.

http://www.goear.com/listen/0342ff2/april-come-she-will-simon-and-garfunkel

No podía presentarse con mejor augurio.
Allí se va marzo. Guardo la carpeta con las 388 imágenes (cocina aparte) que cuentan de borrascas, alegrías, nervios, emociones y amor durante 31 días.
Y abro una nueva que rotularé con trazos cuidadosamente arábigos. Como única forma de comunicación con el dios a quien va dirigida.
Y ella vendra, …sensual y soleada.
Llegará para quedarse, con sus brazos de sol.

La ALEGRÍA… Esa de las pequeñas cosas, la que se pretende, la que se lucha, la que se compromete, la que se aprende y se busca.

DSCF2986

Este domingo de pascua ha sido muy diferente a todos los que recuerdo.   Fui educada y crecí en un ambiente cristiano pero, realmente, creo que muchos de los conceptos no los aprendí bien. Es ahora, tantos años después, cuando empiezo a vislumbrar el fondo de los símbolos y de los preceptos. No es que mi cabeza pueda olvidar sus razones, pero me llegan, diáfanos, los conceptos que antes no pude entender y que, de alguna manera, anidaron en mí sin palabras, calando con sus pequeños gestos.

Ayer, el primer domingo después de la luna llena tras el equinoccio, recordé que, de niña, después de días de silencio, de respeto extremo, de gravedad en el ambiente, de ayunos y dietas, de la solemnidad de los duelos… Después de la noche y del frío del invierno… Después… Ellas solían aparecer de nuevo por casa.
Estaban alegres, y a veces traían rebanadas.

Rebanadas

Entonces yo no entendía, como hoy, que la luz, la esperanza, el cambio, la libertad, la oportunidad, lo que comienza… tiene tanto poder de alegrar los corazones. Y me sentí profundamente conmovida al darme cuenta. Agradecida a lo que estos últimos años me ha espoleado la curiosidad y abierto las miras (pobres y limitadas, se reiría alguien). Agradecida por la alegría, por la oportunidad, por las ganas de que nadie maltrate mi recién nacida confianza.

“Rebanadas” se llamaron siempre en mi casa. Ni torrijas ni sopas ni tortas: Rebanadas.

No eran postre de Semana Santa. En realidad, salvo el guiso de pescado salado del viernes, la cocina de estos días la recuerdo especialmente simple. Sin mayores excesos ni algarabías. Espartana, que no era tiempo de jugar con cuchillos esos días. Pero eran, fueron, son, bocados de aprovechamiento. Fáciles de comer, humildes, mamá las hacía muchas veces que sobraba pan, para que papá llevara a trabajar.

Bocado Rebanada

“Rebanadas” traían a veces mis tías la mañana de pascua de resurrección. Rebanadas son las que ayer hice al levantar. Domingo soleado y calmo, que empezó llenando los huecos con los recuerdos recuperados.

Rebanadas le ofrecí simbólicamente para desayunar. Con gruesitas rodajas de pan de Puntallana  comprado el jueves santo. Auténtico, hecho en horno de leña. Mojadas en leche levemente azucarada, huevo, matalahúga, canela, naranja, limón y un chorretón generoso de anís (porque no tenía Marie Brizard (ya lo tengo anotado en la lista de la compra de esta semana). Parsimoniosamente embebidas, y fritas en oliva. Cuando el pan es así de bueno, se forma una costra crujiente y toda la casa huele. A mí me gusta colar la leche que sobra, y con eso acompañarlo para desayunar. Con cuchillo, tenedor y cucharita… corto, pincho, mojo, bebo… y en ese ritual voy dejando los “¡ayes!”… Me voy despertando.

Y a todos: ¡Felices Pascuas!

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Anuncios

2 thoughts on “Abril, y Felices Pascuas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s