De sandalias azules

Antier me compré unas sandalias.

Azules.

Altas.

Y entre mi ojito derecho y el izquierdo, 0,25 dioptrías de diferencia, se aposentan unas esclavas amarillas que no tienen visos de abandonar posiciones, hasta que las calcen mis pies.

Hace una semana encendía la calefacción por la mañana, y no conseguía  mantener el humor del despertar más allá de las 11. Si salía a  hablar al patio me temblequeaba la voz… y me deprimía por un día entero de luz.

Dicen que la llegada de la primavera no se nota en Canarias. Lo dicen hasta los mismos canarios, sobre todo los de la Grande. Pero yo debo ser muy exagerada también en eso, y noto la variante más sutil.

Ahora, que escribo esperando ver amanecer, ya está el día claro, calimoso. Hoy el sol aparecerá redondo, grande y blanco. Desvaído de color, lunático. Luego, al poco, calentará como si ya fuera verano, y yo me quejaré. Las ventanas están abiertas, los pies tocaron el suelo frío, me convertí en gallina y estornudé el atrevimiento.

Esperanzada, ocupada, re-motivada, amorada, inquieta hasta lo febril por momentos, desordenada, inconstante, calmada, aturrullada, emocionada, cansada, con planes… Escandalosa, pueril, atolondradamente feliz.

No sonrío a cada instante, pero hay instantes, sin embargo,  que valen por el resto de una vida. Que me cargan pilas, que borran rictus (por tiempo indefinido), que calman el ritmo de la sangre, la paran de golpe incluso para, poco a poco, abrir las contrapuertas y dejarla fluir lenta o desbocada, cosquilleando entrañas y piel, alborozando cada minuto y cada mínimo acontecer.

Puede ser tumbada sobre las piedras del Risco de la Virgen Morena, teniendo delante la mar más azul, y en bandeja las  demás islas, veleros, estelas, jirones blancos de nube, bichitos… o  con la noticia de un achaque descartado en la familia… mientras olfateo instintivamente el cuello de Claire… o alguien me cuenta la hilarante descripción de un talegazo por ese despiste que lo habita, y a mí me enternece tanto… Puede ser por la consciencia de la paz habitándome o, por el contrario, el arrebato de animalito indomable que aparece una y otra vez…  o un rato de pies al sol.

O sea, todo sigue como, más o menos, siempre. Tras meses de sequía, bajo el cielo isleño  la vida sigue, y seguirá si Dios quiere.

Sacar foto a la salida del sol, y otras tareas, interrumpió el ritmo de mis pensamientos… estacionales también ellos, de flor en amapola, y vuelvo a tirar porque me toca.

Así que será mejor dejarlo aquí… Y aunque tengo el propósito de cambiar de hábitos en cuanto organice los cambios que me presenta el destino, por ahora no tengo mucho que compartir con ustedes, salvo cositas que he ido haciendo estos meses atrás. Lo más reciente, estas tortas… en recuerdo de mi abuela, que hacía unas con los restos del arroz de gallina más rico del mundo (porque era lo que había , no porque fuera su reconocida especialidad) , por mi madre que siempre se arregló  con cuatro cosas para hacer las comidas amenas… por la tuya, de la que aprendo a través de tí… por las de todos a los que deseo una muy feliz PRIMAVERA.. y agradezco seguir pasando por aquí.

Besos.

TORTAS DE ARROZ (Restos)

Huevo batido

Restos de arroz  que nos haya sobrado. En este caso, blanco.

Azúcar

Esencia de vainilla y Ralladura de limón

Harina con pizca de levadura

Chorrito de leche

Ya saben que las cantidades no es lo mío. Yo pongo un huevo, y a partir de ahí voy viendo lo que me admite… cuchara de azúcar, 2 de arroz, harina al ojo… En fin, lo mismito que si fuera mamá yo también. 😉

No dejar demasiado claro, más bien tipo puré espesito… ni demasiado dulce, porque después tiene su gracia rebozarlas en azúcar.

Calentar aceite abundante a fuego medio  y  freír. Aún calientes, cubrirlas de azúcar… y a desayunar, brunchear, postrear, merendar, caprichear… según sea la hora .

Anuncios

18 thoughts on “De sandalias azules

    • adormidera

      No estoy segura de ser como te llego, Viena, pero supongo que lo que despierto es independiente de mí, y siendo como tú dices, no puedo desear nada mejor!!!
      Muchas gracias a tí.
      Un beso fuerte.

  1. enmilbatallas

    Leerte siempre es un placer, Adormidera, y verte con ganas de regresar a estos mundos blogueriles lo es aún más. No nos abandones por mucho tiempo.
    Besos.

    • adormidera

      Los vientos me llevan, pero nunca es definitiva la distancia. Ojalá (y llevo tres años repitiéndolo) consiga aprender organización, y aplicarme a más tareas. Lo pido cada día de Reyes, lo deseo a las estrellas fugaces, y cuando apago velas pero… se resiste!!
      Supongo que porque pido otras que aún deseo más, y esas sí se van cumpliendo. Quizá tenga que resignarme a no tenerlo todo.
      Como sea, cuando puedo y las musas no me niegan la palabra, aparezco por aquí… y seguiré.

      Muchísimas gracias, Marhya. Espero que todas tus batallas estén bajo control.
      Un abrazo apretado.

  2. picaskitchen

    Cuanto tiempo Adormidera!!!Cuanto me ha gustado volver a leerte, a pesar de que te leo con cierta tristeza, no me digas donde la veo, pero la veo.
    Yo sólo puedo mandarte mi abrazo apretado, y transmitirte mi debilidad por ti y por lo que escribes.
    No nos dejes tanto tiempo, asómate y cuidate.
    Esas tortas las hice yo muy pareccidas,con arroz con leche, se las copié a Samira.
    Un besazo, y no dejes pasar esas sandalias que tienes entre ceja y ceja 🙂

    • adormidera

      Pues no sé donde la ves… o porqué la sientes, Picaniña. De cualquier manera, la tristeza forma parte de la vida, y siempre he creído que por comparación-superación-evolución cíclica puedo saber cuán alegres o felices son otros momentos. Ahora me toca la parte dulce del pastel… al menos hoy es dulce, muy dulce… pero cuando sea al contrario tendré estos instantes azules e intensos que recordar (mientras pasa).
      Que para tí siempre haya, y más dulces que amargos, más brillantes, blancos y coloridos, que oscuros y grises.

      Un abrazo fuerte, corazón.

      (Tengo las azules, y ahora me arrepiento que no hagan más ruidito al andar, que ya sabes que me gusta, en algunos momentos, pisar fuerte y que se note ;pp)

      (Me alegra mucho, más, un montón que sigas por aquí)

  3. picaskitchen

    Coño pues me alegra mucho haberme equivocado!!! ojalá tengas muchos momentos dulces. :).
    Yo sigo por aquí.. unas veces con muchas ganas, otras con menos.. pero por aquí ando 🙂
    besos y feliz domingo

    • adormidera

      Gracias, Sr. Puntiyo
      aunque… a mí no me importa compartirla, no vaya a ser que vaya a explotar de tanto engordar 😉
      Coge una buena ración… faltaría más!!
      Un abrazo, y gracias por siempre venir.

  4. senerman

    Hola Dulce y Transparente Adormidera,
    Refrescante y emotivo leerte y sentirte.
    Con las Alcachofas, las Betarragas y los Damascos, o como tu dirías, con los Alcauciles, las Remolachas y los Albaricoques, visitándonos, es tiempo de alegría. Las musas están alborotadas, pon atención y escucharas sus murmullos.
    Y respecto de tu pregunta de hace algunos meses, si estoy tratando de escribir mas íntimamente y ser menos formal. No me es natural todavía, pero me gusta mas. Gracias por tu sensibilidad.

    • adormidera

      Albaricoques, sí!!!!!
      Por estas latitudes correspondería recogerlos un poco más tarde, y resulta que hace dos o tres días, me topé con un árbol cargadito de ellos.
      Ayyy, cómo se me hace la boca agua pensando en el verano, en el alborote de musas, en los murmullos de la vida al anocher, y a la salida del sol. Ahora también, sí… con ciertos altibajos, pero ya noto fluir la sangre más tibia, y la luz haciéndome cosquillas en los pies y en las risas.

      Si te gusta y te sientes cómodo, es que así es… así ha de ser. Y me gusta que así sea, si ha de ser. Conste que si escribieras un manual estricto de cocina, igual algunas recetas también me parecerían poéticas pero… acabaría olvidando regresar, eso seguro!! Supongo que uno vuelve cuando encuentra la cocina abierta, y con calor… Eso ha parecido una sentencia… Mejor diré que a mí me gusta encontrar la cocina con calor!!
      Gracias a tí por mirarme bien, demasiado bien. Y gracias por compartir.

  5. polita

    Yo también me las comería a cualquier hora, con lo que me gustan los postres con arroz… Me encanta que vuelvas con azúcar y sandalias nuevas.

    Besotes.

  6. hierbasyespecias

    Holaaaa, tardé en venir a comentar pero no a cotillear que eso lo hice tal cual publicaste porque mi perfil cotillón está requeteactivo cada vez que me doy un voltio por internet.. pero ahora estoy tranquilica, en casa. Con las camas sin hacer y con la cocina revuelta: una lechuga del huertecico que hay que cogerlas ahora que luego están achicharradas de la calor… unas cebolletas del super, que plantadas no tengo. Unas cebollas y unos panecillos de espelta que me vuelven loca y ahora están de oferta… también un puñado de albaricoques y unas cuantas fresas, muy pocas, mis tres maticas no dan para más… pero estoy relajada a más no poder y era el momento de venir a charlar contigo en azúl y con los pies descalzos que el suelo está fesquito y me refresca… azul tengo mis tazas de té y unos botecitos pequeños de plástico para guardar aceites de hierbas.. azul con flores es la bata que me acabo de comprar, como la que tenía mi abuela -casi igual- sin mangas, de algodón y abotonada de arriba abajo con dos grandes bolsillos donde siempre sonaban las llaves y donde guardaba todo lo que íbamos dejando tirado: monedas, papeles, restos de un chupa-chups… yo que sé lo que cabía ahí! qué difícil es encontrar hoy estos vestidicos! así que mira cuántas cosas en tan poca mañana… ea, me voy, que tengo un pan de la víspera mojado en leche y huevo, con mucho cebollino y que terminará en la sartén para el almuerzo de hoy. Muchos besos y las tortas de arroz ya no se me olvidan, estás tendrán que caer, no hay más remedio,
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s