Regalos de amor (Sopa con pesto)

Le gustaba escribirle palabras de amor. Dejarle señales en cada recodo de la casa. Juegos de niños grandes, marcas de carmín en los espejos, una sorpresa en cada desayuno y cada invención.

 Los colores eran regalos en la mesa; una fotografía que había tomado; notas de cariño en las agendas, en papeles sueltos, en la pantalla del ordenador, referencias en su blog, una planta, un fruto, una melodía de rastrillo, el resultado de una insomne madrugada, unas bolas de cereales y chocolate blanco. Lo envolvía, lo escribía y lo dejaba donde él lo pudiera ver.

En el tiempo que coincidieron, ella pudo haber escrito un libro entre lo que él vio, lo que no quiso leer, los impulsos que vedó incluso antes de iniciar un primer movimiento. Pudo haber montado muchos menús con lo que cocinó mientras él dormía, y en las esperas de sus largas ausencias.

Regados por las casas, por los espacios comunes, y hasta en los que no, quedaron los rastros para siempre de aquella su pequeña locura.

Regalos, dulces, salados, y guiños que nadie reclamó.

SOPA CON PESTO. un regalo para compartir.

Ingredientes:

  • Caldo de verduras (el mío con puerro, cebolla, apio, zanahoria y  papa, según me parece recordar)
  • Judías riñón precocidas
  • Pasta al gusto
  • Tirillas de Calabacín hecho al dente,  rápido y fuerte, en el wok.
  • Pesto de Albahaca de hoja fina (la misma, ajo, piñones, aceite, queso de cabra curado, sal y pimienta)

Calentar bien el caldo y añadir la pasta. Cuando ya casi esté, añadirle unas poquitas judías bien limpias del agua de la conserva y dejar calentando mientras se hace el calabacín en el wok con una gota de aceite, fuerte y rápido. Se le añade y se da el último hervor.

Al servir, ponerle una cucharada de pesto o al gusto.

Super sencilla, limpia, sanota y sabrosa a más no poder. Como siempre el truqui: un rico caldo al gusto, la verdura que se use (en este caso calabacín), y la pasta, muy al dente. Muy caliente será una caricia de aroma y sabor.

Anuncios

21 thoughts on “Regalos de amor (Sopa con pesto)

  1. toñi(picapusa)

    Creo que las personas que dan amor asi, y se exponen a que las rompan, son muy fuertes porque se recomponen y no siempre con facilidad.
    Pero las otras personas, las que no se percatan de esos regalos, (o hacen como que no se percatan), creo realmente que en la mayoría de veces no és más que una extrema debilidad, de ahi ese blindaje.
    Otras veces simplemente és que… no se hizo la miel para la boca del asno, XD

    uff, has vuelto a conseguir que piense, ¿ tú sabes lo malo que és eso??
    en la sopa intento adivinar que son esas tirillas verdes…

    besos , muchos besos.

    • adormidera

      Bueno, niña… espero que a estas alturas ya hayas averiguado lo que son las tiritas verdes, jajajajjaja. No sé si, definitivamente, dejar de plantear este blog como uno de cocina, porque puede ser cualquier cosa menos consecuente con esa etiqueta… poco definido, vago, impreciso… así ya me doy cuenta que jamás podré ser repostera, pq en mi cocina todo es así de abstracto. Total, sabes que son calabacines, no???

      En cuanto al resto: he dejado pasar unos días y las razones han sido muchas. Espera que ha venido bien para que se asentara lo que en ese momento rebullía, apasionado, incierto, exagerado…
      En realidad no sé cómo explicar que yo no sé hacerlo de otra manera, y que el recomponerse es algo normal. Somos supervivientes físicos y anímicos!!! Quizá la fortaleza venga precisamente de ese “darse” y el único error, el de siempre, el repetido: “esperar”.

      En el momento que uno no espera (jodio, .largo, laberíntico camino, creo que el más duro que hay que des-aprender), en el que uno da sin más, entonces cada regalo que se ofrece, que se deja en cualquier rincón, es un instante de simple y llana felicidad propia.

      Me ha costado, eh?

      La mañana que escribí eso, recordaba la historia que me contó alguien hace un tiempo, de una pareja que pasados muchos, muchísimos años juntos seguía dejándose ese tipo de señales por doquier. Días después de morir en un accidente, alguien que recogía sus cosas, aún encontró notas de amor escritas antes de salir aquel último día. Me vino a la mente justo cuando estaba por romper algo que había hecho con cariño para alguien, cuando me confirmaba que ni había pasado por el lugar a mirar. Me dolió, sí… ¡mucho!
      Pero en este tiempo me he dado cuenta que no importa. Esa persona se lo perdió, pero yo.. yo lo gané cuando sentí el impulso, mientras lo hice y cuando lo colgué a su vista. Yo fui feliz en ese instante…. Miel sobre hojuelas que hubiera llegado a destino pero… fue MI INSTANTE, MI DETALLE, en él, en cierta manera, disfruté y me crecí. Es mío pues.

      • toñi(picapusa)

        Me encanta leerte, me identifico mucho contigo, no sabes cuanto me gustaría a mi que mi cocina fuese también un lugar de charla y de reflexión, como se suele hacer en las cocinas, en ello estoy empeñada.. como te he dicho otras veces , me encantaría tener el anonimato que permite la red, para despacharme agusto .Pero en fin, ya lo hecho, hecho está.

        besitos.

  2. alicia

    Esta mañana lluviosa necesito un cuenquillo de esa sopa de pesto… Seguro que su alma humeante acerca a quienes la comparten. Hermosa entrada, Adormidera. ¿Crees que siempre hay seres amantes y seres amados?

    • adormidera

      Alicia,
      Ayer todo el día pensé en ese frase tuya “Seguro que su alma humeante acerca a quienes la comparten”.
      Y es que en muchas ocasiones yo lo he considerado así. Ni que una fuera bruja y las sopas, pócimas … sonreirían algunos.

      Pero yo sé, ya ha pasado, que el calor de un cuenco me ha acercado a determinadas personas… ¡momento mágico y feliz!. Por eso, a veces, lo sigo intentando; y por eso, otras tantas, como esta vez contigo, ¡¡funciona!!

      Quiero pensar que hay momentos, coincidencias, casualidades, destinos, mezclas químicamente predestinadas a fusionar… y que dos seres pueden descubrirse recíprocamente amantes. Que no siempre habrá un amante y un ser amado. Aunque… la persona que, voluntariamente, se deja querer (porque no es nada fácil tampoco), ¿no demuestra en cierta manera un buen grado de amor?

  3. Marhya (Maby)

    Los detalles, esos detalles sin fecha, porque si, porque apetecen, porque en un momento te has acordado y lo ofreces con todo el cariño y la ilusión me encantan, me siento identificada con ello en cierto modo. Ahora que no quiero imaginarme el dolor que debe suponer que se ignore, que no quiera verse, que se mire para otro lado, porque es rechazar el amor con el que se hizo, y eso no puedo entenderlo.

    ¿Las tiras son calabacín? ¿Aguacate? ¿Qué es? ¡Menuda intriga!

    Besos.

    • adormidera

      Supongo que a veces somos más viscerales, más “animalitos” de lo que se espera de nosotros. Aceptar y rechazar, sin pensar, también está en nuestra naturaleza…

      jajajajajjaja, Leíste que es calabacín???? Espero que se entendiera aunque haya tardado tanto en escribirlo aquí.

      Un besazo y feliz semana

  4. Maite (Mai)

    Mi querido paje mágico real, pasaba por aquí a mirar tus sopas y me he chocado con una bien calentita y sabrosa… y con una historia de las que no se olvidan….

    En el tiempo que coincidieron… a veces creo que el amor es para jugar, sentir y recordar. Conservar? se puede meter en un frasco y cerrar al vacío? o en el frigo? Yo no lo consigo. 8 años de relación donde me desenamoro y me vuelvo a enamorar mil veces al día…
    Un abrazo enorme

    • adormidera

      Maite,
      Si llevas ocho años volviéndote a enamorar, es que es de buena calidad y resistente a las conservas.

      Los estados emocionales en línea recta, puros y pintados de rosa no creo que existan, ¿o si?. Anda que si yo estoy engañada y aún no me he enterado…
      Entre nos, también preferiría mantenerme ignorante porque el rosa es un color que no me va nadita. Igual saldría corriendo de verme en un mundo así, pensando que es de mentira.

      Muchas gracias por mojarte siempre tanto 😉 Así da gusto pisar charcos.

      Un abrazo apretadito

    • adormidera

      Pues fíjate, Elo, que pienso que estaba equivocada yo.
      Antes no me gustó mucho la albahaca, hasta que conocí este tipo de mata, con hoja estrecha, dentada, de flores moradas y con los brotes más tiernos teñidos de ese color.
      En algún lugar leí que diferenciaban por el color, y pensé sin dudarlo y por esa tonalidad, que ésta debía ser la morada.
      Ahora he buscado fotografías en internet pero siedo de hoja fina, no es la albahaca roja o morada, aunque tampoco es de color verde como se ven allí.

      Así que al final no puedo sino explicarte que tiene una hoja mucho más tiesa que la típica de hoja ancha (que a mí me recuerdan sábanas al viento), que el olor es más penetrante, quizá menos vago, pero, sin embargo, a mí me gusta mucho más. Como ya te he dicho tiene un color matizado en verde y morado, y las hojas menudas son tan chiquitinas o más que la yema de mi dedo meñique.

      jajajajjaa, con esta explicación no sé si me entenderás, pero es que no encuentro una foto que se le parezca, ni sé la razón de esa coloración.

      Tú me entiendes… ¿verdad?

      PDT: El dibujo de las hojas es más o menos el de esta fotografía: http://vivenciasydeliciasculinarias.blogspot.com/2009/02/lenguaje-intimo-pan-con-ensalada-de.html
      Aunque en esta ocasión, y como puedes medio ver en la primera foto de este post, mala por la poca luz y mi poco pulso, el color de la parte más tierna es casi completamente morado. Las hojas más grandes, verdes, las medianas y menudas: de ese tono. ¿¿¿¿Será una cosa rara????

      En cuanto al resto, sólo darte las gracias entre coloreados mofletes.

  5. Antinez

    Amiga Adormidera, te confieso que no me gustan las pastas, y mirando con que cariño preparastes este plato lo siento de verdad, el proximo plato te prometo que me lo zampo todo, Un beso

    • adormidera

      jajajajajjaja, Tampoco es cuestión de ponerse malo, Antonio!!! Que no te gustan las pastas, pues le ponemos más verduras, que por eso no quede!!!

      Un secreto, a mí tampoco me gusta la pasta, pero le estoy cogiendo el gustito con estas cosas mías. En pequeñas dosis he descubierto que están bien.

      Pero nada, nada… te las cambiamos para no que dejes nada en el plato.

      Besote para ese norte

  6. la cocina de mesilda

    Que maravillosa entrad¡¡,tu si que sabes hacer lindos regalos….
    la sopa me la llevo,que es sencilla como tu dices pero te refuerza el cuerpo y el alma.
    Besets.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s