Hoy confieso (Bocata verde y rojo)

DSCF7584Hoy confieso que este verano ha sido distinto.

Confieso que no he disfrutado del agua del riego al amanecer, que no me he levantado alegre y descalsa, que no he desayunado cuencos de fruta y zumos, que no he inventado cada día una ensalada, que no siempre he acudido a la cita con el sol. Confieso que no te he pensado absolutamente cada noche, que la creatividad estuvo escasa, que no he tenido tiempo de estremecerme con las piernas al aire esperando una foto, que sigo sin plantar nada. Confieso que a veces me he arrepentido de la decisión tomada aquellos días de abril-mayo, de aquella senda que escogí por no dar la espalda a lo que me ofrecía la vida. Confieso que no he escuchado a los niños del vecindario gritar en la plaza, ni chapotear en la piscina del vecino, que no he visto la parejita adolescente del año pasado tonteando al atardecer en la entrada de la finca. Confieso que he adormecido a conciencia mi piel, que no he ido a la playa, que pocas veces jugué a la lluvia bajo la manguera, que no remojé la hortelana para evocar viejos fantasmas de patios de niñez.

Confieso que no ha sido un verano al uso, con siestas, modorra, sensualidad, calor, moreno, helados y pasión. Confieso que se me pasó el momento de la vuelta al cole, que no he olfateado el aire en busca del aroma a libro nuevo, que no he cotilleado los escaparates mirando creyones y cuadernos como siempre me gustó hacer. Confieso que las sandalias rojas que me enamoraron allá por los primeros de junio quedaron olvidadas en alguna calle por la que pasé a la carrera, y a la que luego no supe volver.

Confieso, también, que he aprendido mucho estos meses, que ahora sé que puedo hacer más de lo que creía, que cada día no tiene que ser como yo acostumbraba a vivir, que hay otras formas. Confieso que no ha sido el estío que soñaba para mis 41. Confieso que me sorprendió. Confieso que aún no tengo pero nada claro que sea el que quiero vivir a mis 42 (con calma, aún falta mucho aún para decidir o que decida el destino por mí). Confieso que he comprobado algunas cosas que ya sabía, como que tener más dinero no hace en absoluto más feliz, o que no se recoge lo que se siembra.  Confieso que me he redescubierto espartana e inútil para las cuentas. Confieso que en este instante no hay nada que me interese y que se pueda comprar.

DSCF7571

Confieso que hay cosas que cambiaron y otras que no han cambiado nada. Confieso que me gusta ser independiente, aunque aún no encontré la manera de compatibilizarlo con la manera en que quiero vivir día a día. Confieso que me gusta aprender y entregarme y afianzarme en que éso quiero que siga siendo así. Confieso que hay cosas que estoy pensando y me callo porque a nadie le interesan ya, y sin embargo cómo pugnan y revuelven por salir.

Confieso que de otra manera he explotado este verano y esta nueva faceta, y ha estado bien. Confieso, al mismo tiempo, que el agua que da ahora contra los cristales y esta melancolía de olores perdidos a eucaliptos, bizcocho caliente, cera, jengibre y té está mucho más cerca de lo que me hace feliz aunque sea un paraíso del que me echaron o perdí.

A pesar de todo, me confieso menos remisa a la estación que se va y, sobre todo, devota de la que está por llegar. Confieso que pecaré otra vez haciendo planes e intentando no perderme nada, sea lo que fuera que me depare el hoy. Está aquí septiembre, el que no esperaba y sin embargo deseaba, mis vacaciones siguen estando en el aire, no sé si esta vez sentarme y esperar que me sorprenda algún nuevo cambio o lanzarme yo a buscar. ¿¿Tú qué harías si pudieras tener un tiempo en soledad?? …Aparte compartir un bocata de pesto y aguacate al atardecer…

 DSCF6270

DSCF7595

Anuncios

14 thoughts on “Hoy confieso (Bocata verde y rojo)

  1. alinita

    Adormidera mi niña tu post es precioso, tiene mucho corazón y va cargadito de sentimiento. Espero que el otoño que viene estes con más ánimos y energía y sobre todo con ilusión.
    Eres un sol, así que no dejes de brillar…
    El bocata me ha dejado con la boca abierta mmmmm que jambre mi niña….
    biquiños
    alinita

    • Adormidera

      Mi galleguiña, el otoño es la estación de hacer de recuento, de comenzar, de planear. No sé si como me dijo alguien el otro día, soy como las hormigas y huelo el invierno, así me da por cosechar… Quizá porque quedé marcadísima, como tanta gente, por la época estudiantil, y la vuelta al cole sea una vuelta a casa -y no en navidad-, un año nuevo -sin necesidad de llegar al 31 de dic-, una limpieza general -tan lejos de la primavera-.
      Este año, además, coincide con muchos cambios. El más importante es que hace unos meses trabajo fuera de casa. Fue entonces una oportunidad, quizá como dice María, la oportunidad de saber realmente qué valoro más. Cayó del cielo entonces, vino en forma de sol, me encontró sin yo buscar… creí que era la oportunidad de salir de mí, de volcarme fuera, de aprender, de no dar la espalda a no se sabía qué, de dejar descansar…
      Como fuera hoy es día de recogida, de análisis, de vuelta al interior -al particular de cada cual-, de limpieza y orden. Me falta un punto de alegría, quizá, pero está bien… hacerse mayor cuesta un poco jajajajaja Sí que quizá me falta un poquitín de ilusión pero… si ya habrás visto que soy como las veletas, que el más mínimo roce del aire, me hace bailar!!!!!

      Un beso para tí, luminoso y cálido, que no desluzca, que sea como tú misma. Gracias 😉

  2. Marhya (Maby)

    La verdad, Adormidera, que a veces está bien vivr una temporada diferente para ser verdaderamente consciente de lo que se desea para una, ¿lo de antes o lo de ahora? Pero viviéndolo, sin mitificarlo ni demonizarlo sólo desde el pensamiento, si no siendo plenamente consciente de lo bueno y lo malo de cada opción.
    Yo personalmente prefiero vivir con menos dinero pero más tranquila, pero como todo es cuestión de gustos. Está claro que sin dinero no se puede vivir, pero una vez cubiertas las necesidades básicas, no necesito más, y las necesidades que yo considero básicas no son muchas ni muy grandes, ni muy costosas, pero eso también va en la percepción y los gustos de cada uno.
    Yo probé a vivir de otra manera, de esta manera, y por el momento tengo claro lo que quiero, pero tal vez mañana me entren dudas y necesite probar otras vías sea para cambiar o sea para reafirmarme en lo que ahora siento. Espero que tú encuentres el punto que deseas, aunque me parece que tienes claras bastantes cosas, pero en la vida real siempre hay que jugar con muchos factores y la apetencia personal a menudo sólo es uno de ellos.
    Besos, muchos besos, y que logres situarse en ese punto anhelado.

    • Adormidera

      Durante años y años pensé que quería vivir de una determinada manera, teniendo claro también que había sido capaz de capear algunos temporales chiquitos y adaptarme y esperar… y no morir en el intento ni la espera.
      Pero… ¿y si había sido un sueño del que no había querido despertar? ¿y si había sido cierta cobardía por no enfrentarme a este mundo que para la mayoría es el real? ¿y si aún seguía atada a ilusión de la adolescencia, de las revistas integral y de tantas que quedaron de alguna manera incompletas?
      Como tú, creo que tampoco necesito tanto.

      … y surgió ésto. Y me ratifico en que prefiero la tranquilidad. Sí, he aprendido, estoy aprendiendo muchas cosas. Algunas me sirven para ampliar conocimientos, otras, no sé, pero creo que podría haber prescindido de conocerlas; no me gustan, no estoy de acuerdo… sin embargo, están.

      Ahora me tira más que nunca la tierra, los grititos en medio del silencio que tanto he paladeado en tu diario este verano, me tira más que nunca la sonrisa de un criajo, barrer cuando amanece y hasta pelearme con los caracoles de la huerta.

      Tenía que hacer lo que he hecho. No sé cómo seguirá. Veremos como anda los próximos meses, pero sólo unos pocos antes de retomar las riendas, que tampoco tengo una eternidad.

      Besos, más besos para tí y… gracias ;-), siempre gracias.

  3. picapusa

    Como me ha gustado leerte Adormidera, me alegro que haya sido diferente pero que estés agusto.
    Para mi ha sido un verano diferente también, y de muchas reflexiones sobre la vida.

    un beso grande

    • Adormidera

      jjjajajajajja, querida mía, ud y yo siempre a la par… girando y girando… ¿creciendo? ( aunque sea a hostias)

      A gusto, y si a ratos no lo estoy, me revuelvo y saco las uñas como gato panza arriba… pero al final dócilmente todo va pasando, y vuelve el ronroneo y la paciencia otra vez…
      y otra vez a girar.

      Supongo que de alguna manera ud y yo nos estaremos llenando… o vaciando, según otras teorías filosóficas…

      pero p’alante, o p’arriba, siempre adelante…

      Un abrazo apretado, picaniña.

  4. Puntiyo

    Confieso que te leo con atención y que coincido contigo, entre otras cosas, en ” que tener más dinero no hace en absoluto más feliz, o que no se recoge lo que se siembra”.

    Que tengas un feliz día, mes, año, vida …

    • Adormidera

      Confieso que me gusta que me leas y , aunque esté mal el decirlo, también cierta coincidencia.
      Es un bien que me escasea y del que no consigo prescindir.
      Es un bien que, en contra del dinero, sí me hace feliz. Atávicos defectos que no me dejan crecer del todo, me temo.
      Qué le vamos a hacer… algún vicio tenía que tener.

      Gracias, D. Puntillo, que ud lo vea y le salpique..

  5. polita

    ¡¡¡Con la iglesia hemos topado!!…

    Si pudiera disfrutar de una temporada en soledad me lanzaría a viajar. Nunca lo he hecho sola y puede que me esté perdiendo algo maravilloso.

    Besotes!!!

    • Adormidera

      Ummmmmmmmmm…
      sí y no!!!

      Sí que es algo que me ronda desde hace unos meses. Sí que es algo que no me acaba de convencer.
      Por un lado sería imprescindible momentos de soledad, y no sólo los de la intimidad en el cuarto de los arreglos… paseos en soledad, un té en soledad, mis fotos y mis bailes en soledad… Pero por otro, noooooooo, con quién hablar, con quién compartir, a quién mostrar, con quién discutir, a quién dar a probar de mi plato, con quién reír antes de dormir????

      Lo que por una me atrae, por otra me choca.

      En cierta soledad han sido todos mis viajes. Siempre estoy sola cuando estoy acompañada. Mi sueño es viajar pero al revés. compartir ¡¡¡¡por una vez aunque sea!!!!!, alguien que mire las cosas parecido (por favor, no iguallll) a mí, que disfrute al amanecer, que no le importe pararse media hora, una hora, sentarse en el suelo y simplemente mirar. Que no haya prisas ni destino al que llegar, que no haya maratones, que los caminos se interrumpan o se desvíen al azar. Que le gusten los puestos callejeros y comer de pie, que haga un todo con el entorno, que no destaque, que no interfiera al paisaje, que llegue y forme parte de él. Alquien que no le moleste mi verborrea, que entre en pocos sitios pero que en los “sagrados” , sea cual sea, se sienta tranquilo. Alquien con quien callar por el gusto de querer hacerlo, sin más.

      jajajajajaja, Ayer alguien por teléfono me llamaba de ud, me decía “es que… como no sé como es” Yo le contestaba: “soy mayor, muy mayor, pero por favor llámame de tú” jajajajajajaj
      Soy mayor, bastante mayor, pero en algunas cosas sigo siendo una adolescente incorregible, debería haberle añadido.

      Un beso enorme, Polita.

  6. Ana

    Ay la soledad, solo es buena cuando uno la desea y la busca pero si la vida te la impone …
    Adormidera, es bueno que vayas viviendo sin buscar, también yo he descubierto que no se recoge lo que se siembra, entonces para qué buscar?, luego vienen las decepciones. Pienso que es mejor vivir lo que la vida te va trayendo sin pedirle nada, basta que exijas algo para que el mundo se vuelva en contra tuya y ahí viene el sufrimiento. Este verano he descubierto cosas nuevas y lo mejor de todo es que al aceptarlas, mi sufrimiento ha desaparecido. Quien no quiera disfrutar de mí persona, eso que se pierde, no se puede obligar a nadie a tener un comportamiento especial hacia una misma, es ridículo.
    En cuanto al dinero, en mi caso, prefiero la paz y tranquilidad que tengo ahora al no trabajar, que me permite disfrutar de mi familia que el estrés anterior que me hacía llevar un ritmo frenético. Total!!!! nunca llego a fin de mes jjajajajjajaja
    Te doy la bienvenida al nuevo Otoño y espero seguir leyéndote, contenta, triste, como sea, pero tal y como tú eres.
    Un abrazo.
    Ana

    • Adormidera

      Mi querida Ana, te me adelantas una vez más.
      Vienes con la tarea que a mí me está costando tanto. Si es que tengo que hacer chuletas para no olvidarlo.
      Ridículo y hasta patético lo he visto yo. Sí

      En ciertas facetas, ya lo habíamos hablado meses atrás, lo aprendí rápido, lo aprendí bien. Este verano, o quizá desde el anterior, intento convencerme que es en todas las de la vida en la que tengo que aplicar esa premisa de no esperar nada.

      No puedo exigir nada a la vida. Pero para ciertas peleonas, es más difícil, verdad?
      Choca terriblemente que cuando en ciertos momentos haya tenido que luchar tanto, en otras lo plausible sea no hacerlo, sea la pasividad. No sé si es cuestión de personalidad o de aprendizaje. La cosa es que el primer instinto es pelear. Y que cuando llevo la mitad del cuaderno repitiendo la falta “No esperaré nada, no buscaré nada” “No esperaré nada, no buscaré nada” “No esperaré nada, no buscaré nada” “No esperaré nada, no buscaré nada” “No esperaré nada, no buscaré nada”…. me entra un reconcome, me agito, me enfurruño… Qué demonios!! y … ¿porqué coño (con perdón, pero me salen las palabras más fuertecitas) no voy yo a tener derecho?

      Me sale la vena protestona y otra vez volver a empezar…

      Como reempiezo este blog cada vez que me pongo… alegre o triste, en verano o en otoño, como soy o con la máscara que aún no se cayó, a veces veleta y otras muuuuuuuuuucho más veleta aún, por aquí seguiremos, creo. Gracias por esa bienvenida, gracias por tí, siempre y como te dije muchas veces… también como vienes dulce o ácida pero siempre tú.

      Ahhhh ,en cuanto al trabajo, jajajajajajja, yo ya veré. Trabajar en casa me gustaba más y… la crisis parece remontar, vuelve el teléfono a sonar… veremos qué deparan los próximos meses.

      Un abrazo, buen día antes de terminar de levantar, antes de la ducha y la dosis de “insulina”

    • Adormidera

      Pues disfrutemos, no?

      De la alegría, de la tristeza… de la dulce y extraña melancolía… Yo a veces la hago mi amante, y nos enredamos en danzas tiernas de pieles suaves, en abrazos bajo la manta del sofá… pero luego se va, nunca permanece mucho rato y a mí me gusta que sea así. Amigas con derecho a roce pero sin ataduras que nos ahogarían a las dos. jajajajjajajaj, menuda soy yo para aguantarme mucho rato.

      Espero entiendas la media broma. Sólo es para que sepas que yo estoy bien, con la melancolía o no y que yo también te deseo mucho bueno, mucho bien. Un abrazo apretado, Marijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s