Casi verano (Caraotas agridulces)

DSCF6724

Acabo de mirar el calendario, ¡¡21 de junio ya!!

Casi día de S. Juan, casi día de S. Pedro, casi verano.

Miro por la ventana y el sol tiñe de dorado el mar y de negro la única nube blanca que lo tapa, más allá del almendrero, un camino… Me levanto temprano. Desayuno tranquila y te cuento que me gustan las tostadas de pan negro, mantequilla salada y mermelada de cerezas oscuras y ácidas,  y esta marca de leche de soja tibia y sola. Te cuento que el tiempo pasa, que casi está aquí el día de tu cumpleaños, y ese aniversario que se quedó grabado para siempre en mi historia (casi paralelo a otro que quedó desde mucho antes en la tuya). ¿No sabes de qué te hablo, verdad?. No importa. Mi memoria por ahora llega para los dos. Te cuento que llevo días probando a ser mi nuevo yo, que no cocino, que como pero sin poder concretar qué.  Te cuento que ayer, de repente, llegó el calor. Me sorprendió mientras miraba en santa cruz las muecas de las estatuas del atrio del ayuntamiento y escuchaba al grupo de viento que tocaba en la calle. Creo que justo en aquel lugar, hubieras mirado la misma expresión de pétreo terror, aquel cruce de líneas de los tejados, quizá el perfil de alguien que huyera de tu cámara.

Casi verano, casi día de S. Pedro, casi día de S. Juan… y yo con estos pelos, sin haber arreglado la huerta ni limpiado el camino. Con tantas vivencias acumuladas estos meses de frío que, definitivamente y en parte, no soy la misma de un año atrás. Pero hay cosas que cambian y otras que se mantienen. Te cuento, por último, que ésta que es hoy, un poco diferente a la de ayer, sigue pensando que merece la pena dar bocados a la vida, tomar lo que te pone delante, no despreciar ni desaprovechar. Esta que es tan distinta (?) a la que tú conociste, sigue diciendo que merece la pena, siempre merece la pena, la balanza sigue inclinándose al lado positivo. Te cuento que no espero que llegue septiembre, porque me queda tantísimo por apurar este estío que sería un pecado renunciar desde ahora a él. Te cuento también que sin embargo lo espero. 

Con la confianza que al recibo de la presente te encuentres bien, me despido con un cálido y afectuoso abrazo.

La Adormidera que siempre es. 

… la que siempre es pensaba subir hoy alguna cosa que quedara en la recámara… bocata? tortilla? comida exótica? ensalada? Algo colorista y agradable a la vista de este casi verano festivo. Pero he recordado un chasco que un invitado a la isla se llevó el año pasado en una excursión por la ciudad, cuando pretendimos tomarnos en una terraza de la Avenida Marítima un Pabellón Criollo, típico plato de la cocina venezolana, bastante conocido y popular también por aquí. Tanto el plato completo como sus componentes por separado me gustan. Y si bien la carne mechada sólo la suelo hacer en ocasiones especiales, reuniones o fiestas, las caraotas con el arroz blanco ya son más habituales. Esta manera de hacerlas es el refrito de distintas recetas y costumbres, unas propias y otras adoptadas – El resultado es una guiso agridulce delicioso, potente, al que no le viene mal el plátano, el huevo frito o la carne, pero que por sí solo ya merece un lugar especial en el recetario.

Muchas veces antes dije que a veces cocino o perfecciono por si… Pues por si … va esta receta.

DSCF6324

Las judías negras remojadas desde la noche anterior, se ponen a guisar en agua que las cubra escasamente, con una cebolla entera y un par de clavos de olor pinchados en ella. Pasada una hora, se le añade comino molido, pimentón, una rama de orégano y chorretón de oliva y continuar cocinando, añadiendo agua fría cuando  se van quedando secas. Cuando ya estén casi a punto, espolvorearlas con azúcar, sal, chorreoncito de vinagre y otro de salsa de soja. Dejar que se integren los sabores, rectificar de sal  si fuera necesario y a comer o a esperarte si decides apuntarte.

DSCF6321

Aprovecho para saludar a todos los que siguen entrando por aquí pese a mis silencios. Alguien me dijo que estoy perezosa, y sí, es posible que sí. También han cambiado algunas circunstancias de mi vida. Ahora tengo menos tiempo, pero no renuncio a recuperar la calma en cualquier momento, amenazo. Por ahora, quiero explotar todo lo que pueda esta nueva oportunidad que se me brinda. Abrazos cargados de energía para todos.

Anuncios

11 thoughts on “Casi verano (Caraotas agridulces)

  1. Puntiyo

    Claro que que merece la pena dar bocados a la vida, todos los días tres o cuatro.
    Muy buenas fotos y éste que te da la enhorabuena, por tu post, genial como siempre, aunque la receta no me diga nada.

  2. Marhya (Maby)

    La vida viene como viene y hay que tomarla como nos parezca mejor en ese momento. Te echamos de menos, pero sabiendo que es porque así te lo piden las circunstancias y el cuerpo, nada más que aocmpañarte en tu camino.
    El plato, con esas especias, debe estar buenísimo.
    Un beso enorme.

  3. zerogluten

    Pues esa Adormidera que es y que sigue siendo un gran escritora, me sigue encantando y llenando aunque esté perezosa. A veces tambien son necesarios momentos de pereza para poder volver a retomar, o iniciar tareas nuevas, con energías renovadas.
    Me voy con un lema para el verano, no esperar a septiembre con tantas ganas, aunque lo espero y disfrutar del verano por prescripción de mi amiga Adormidera.
    Muchos besitos sin gluten y con energía positiva.

  4. alinita

    Adormidera que plato tan rico, que tengas días extra iluminados y aprovecha el buen tiempoooooooo. Aquí en galicia no veas los días tan bonitos que estamos pasando…….
    biquiñosssssssssssssss
    alinita

  5. picapusa

    A mi lo que me importa és que tú estés bien, ya tendrás tiempo para lo demás.

    Este plato es de los que me chiflan, tanto en frío como en caliente.

    un beso graaaandote!!

  6. polita

    Tu plato, en casa, lo llamamos Moros y Cristianos. Pero esa combinación de especias la tengo aún que probar…

    Preciosa tu crónica de hoy.

    Ahhh!!! y no te consideres “intrusa” en mi blog, eres muy bien recibida.

    besotes de polita

  7. Humita

    Hola Adormidera. Aprovecho para saludarte, sigo entrado a tu blog pese a mi silencio. Tu receta, carotas agridulces, me ha recordado al gallopinto que yo suelo hacer. Es muy parecido. Me lo enseñó mi hija que estuvo en Nicaragua. Un saludo de Humita….

  8. Osky

    Hola Adormidera, los naranjas del sol siempre alientan nueva vida, momentos felices, mà si los acompañamos siempre con tus sencillas recetas, como siempre serà probada, hecha para tenerte màs cerca, aunque le cambiemos algùn condimento. Abrazo fuerte y apretado.

  9. Ana Segura

    Hola Adormidera, isleña de buen comer y escribir, me sigue gustando leerte, siempre tienes algo que llega al alma y aunque tu plato no sea de mi agrado en su totalidad, ese arroz blanco me encanta ahora en verano con unas verduritas frescas. Me llega tu carta y tu consejo, apenas nos han robado el mes de Abril y ya estamos pensando en Septiembre. Vive el calor con intensidad y disfruta al máximo.
    Un abrazo.
    Ana

    • Adormidera

      No los conozco y esta mañana me parece como si no fuera así.
      Al Sr. Puntiyo, de tierra adentro pero con un puntito por momentos a brazo de mar, por esas burbujitas de chispa que hace llegar;
      A la “niñadeinteriorsereno”, coincidente en tantas cosas y tan distintas a la vez;
      A Mª Luisa, a la que llamo siempre por su nombre que, aunque no se lo dijera nunca, me parece tan fuerte como ella misma, tan de artista luchadora como ella misma. Un día, quizá, se hará famoso el equipo que “dirige” y entonces recordaré haber entrado de las primeras en su verde espacio ain gluten;
      A Alinita, gallega de corazón que deja a su paso un halo de mil volantes de colores al viento. No lo puedo evitar, siempre me deja esa sensación y ese grito, ¡despierta, llegó la luz!;
      A Picaniña, casi de la misma edad, casi bruja casi siempre…
      A Polita y su entorno, su paisaje y paisanaje, generosa de puertas abiertas;
      A Humita, con su presencia siempre dulce;
      A Oskar con acento en la a, el oso paciente buen amigo que siempre está;
      A Ana, con algún abril robado, pero con muchísimos otros que ya son y vendrán para florecer…

      A todos ustedes que esta mañana reconozco, gracias por estar, por venir, por “hablar” , milón de gracias porque todos han aportado sin saberlo algo a mi vida. A esta que ahora mira por la ventana deseando salir volando a recibir al sol.
      Me propusieron una nueva profesión sin esperarlo ni buscarlo, me vinieron a buscar a casa, y como dice alguien que quiero mucho, a la vida no hay que darle la espalda, sino aceptar y seguir. Así que de cabeza me metí en ese nuevo sendero, y de cabeza voy, jajajajaja, no hay forma de sacarla de ahí. Pero bien, algo cansada pero feliz… agotada pero feliz por muchas circunstancias, también porque a pesar de no poder dedicarme tanto, ustedes siguen ahí.

      Les deseo a todos tanta felicidad como regalan, y más aún, tanta como se merecen, nos merecemos todos.

      Abrazos de sábado matinal, de braga nueva y sandalia.

  10. Moly

    Deliciosa receta llena de contraste de color….visualmente apetecible y rica…..

    Te deseo lo mejor en esa nueva etapa que dices has comenzado, que sigas muy feliz como hasta ahora, yo también con mi tardanza o mi silencio seguiré pendiente porque nunca se olvida a alguien sensible como tú….

    Miles de besos con mucho cariño!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s