Dulce, amargo, picante, ácido (Revuelto de berrros con arroz y salsa de fresas)

dscf6447

 Como la vida,  los sabores unas veces nos zarandean y otras nos dejan relajados, armoniosos o incluso impasibles, en ocasiones provoca un despertar sensual y volcánico, y otros la más total indiferencia, sólo hay que estar atentos al acto, despiertos, para poder hacerlo consciente.

No sé cómo se habrán inventado las distintas combinaciones a lo largo de los tiempos. Quién decidió la primera vez que al tomate le va la albahaca, el tomillo o el orégano; quién combinó el bacalao con las espinacas o el conejo con las almendras; quién acertó al mezclar los huevos con las papas y la cebolla; o la salsa de soja con casi todo.

En mi caso, seguro llevaré en la memoria de mis genes sabores ya asumidos por generaciones y generaciones. Otros adoptados e incorporados a la memoria inmediata de una manera intelectual. Y otros tantos que vienen de la intuición o el atrevimiento de los pocos años (jejejeje). 

Podría también añadir que muchos se habrán “inventado” fortuitamente y sólo respondiendo a la necesidad. Como yo ayer tenía necesidad de dar salida a unas fresas que compré de oferta y que peligraban; unos berros que se estropean tan rápido; y un arroz que siempre tengo en la nevera. Podía consumir también uno de los huevos que no había tomado esta semana, aunque tuviera que postergar una vez más (y ya van meses) la tortilla de papas soñada.

Lo primero que decidí  fue el revuelto de berros que me encanta. Ese amargor picantito y el crujiente de los tallos  me seduce pero más aún, pensé, si podía suavizarlo con un toque de dulzor. Entonces entraron en juego las fresas y me acordé de una salsa que hice alguna vez para acompañar: entre dulce y ácido, podía ser un atrevimiento pero podía quedar muy bien. En mi mente no se daban de patadas. El blanco del arroz, pensaba a la vez que lavaba y cortaba las fresas, ofrece el marco donde bien pueden lucir y además ofrece un campo neutral donde tanto sabor se mezcle y abrace. Y dicho y hecho.

El resultado es atrevido, muuuuuy sensual, atractivo a las vistas infantiloides como la mía, de sabores y productos muy cotidianos… ¿qué más?

dscf6442

Ah, sí, la forma de hacerlo.

Un arroz blanco sin más. Yo sigo practicando la fórmula de Guru Masala, aunque a veces se me olvida lo de los 7 minutos, o le pongo las dos medidas de agua que ya sé que para este arroz que uso y con esa técnica, es demasiado.

El revuelto de berros, pues sin más secretos que ponerle también los tallos aunque amargan un poquitín, pero es el punto que me gusta: oliva, 1 ajito muy picado, buen manojo de berros, salpimienta y huevo.

Para la salsa de fresas parto cada una en cuatro,  y  las hago a fuego bajito con aceite de oliva y azúcar morena, cuando se deshace  el azúcar y empiece a tomar cuerpo ese caramelito, añado el jugo de una mandarina, sal, pimienta blanca y un chorrito de vinagre de modena. La salsa va a espesar y se evaporará el alcohol. Sin dejar que se deshagan las fresas, aparto y guardo para cuando necesite. En la nevera se aguanta unos días, no podría decir cuantos exactamente, porque en esta casa no ha pasado de tres. Luego ya queda la opción de apartar los trozos de fruta o cogerlos también con el jugo, dependiendo para qué.

Y el montaje ya según se prefiera. Este pequeñito me lo comí yo, el arroz es el que cabe en una pozuelo de café. Otros los serví con el arroz y las fresas encima , aparte de una buena cantidad de revuelto, que hay gente que trabaja para merecérselo.

Y para tí, que eres a veces esa mezcla dulce, amarga, picante y ácida…    como la alpispa.

http://www.youtube.com/watch?v=S7FxAQvTi_o

Anuncios

14 thoughts on “Dulce, amargo, picante, ácido (Revuelto de berrros con arroz y salsa de fresas)

  1. Puntiyo

    Si que me parece sensual y apetecible.
    ¿Quizás popurri de sabores?, esa incognita solo se despeja probándolo.
    Ahora, Adormidera, SIN RENUNCIAR A LA TORTILLA DE PATATA (sólo de vez en cuando). Pecados como ese desaire a la tortilla reina , aunque veniales, son de confesar.

  2. Nina Maguid

    Saber combinar sabores en la cocina ayuda a combinarlos en la vida, creo. Los clásicos son puertos y las innovaciones son naves, para dar la vuelta al mundo hacen falta los dos cosas.

    ¿Qué pasa con la tortilla de patatas que no la puedes tomar? Hay tantas versiones (light, sana, hasta sin huevos) y es tan tranquilizadora, tan de abuela con cofia, que el cuerpo y el alma siempre la agradecen.

    Ahora hablemos de tu receta. Tengo chispitas en los ojos y una gran inquietud porque hoy está todo cerrado y no tengo berros ni fresas. No es solamente que caerá en mi mesa, es que la bajaré de un hondazo si se resiste. Me la copio ya mismo para hacerla muchas veces, ya sé que me encanta y que te recordaré con una sonrisa cuando la tome.

    Gracias por tu mente y tu corazón inquietos, los disfrutamos todos. Un abrazo largo y mucho sol.

  3. picapusa

    Uff, precisamente acabo hoy de probar una combinación salada con fresas ( que hasta ahora no imaginé), así que creo que tu combinación es perfecta, me gusta la manera que has ido buscando lo que le podía ir , y me resulta curioso, no sé si a ti cuando … , te viene un ingrediente para añadir y el cerebro inmediatamente recuerda el sabor , lo combina mentalmente y… no, no le pega… jejeje, me encanta.

    me ha gustado mucho, lo probaré , besitos guapa

  4. Marhya (Maby)

    ¡Qué sorprendente! No puedo imaginarme el sabor porque no he probado nunca los berros cocinados, ahora que se ve precioso, con muy buena pinta. ¡Me ha intrigado esta receta!
    Besitos.

  5. Juan

    Hola Adormidera. Un plato que como has definido y por lo que he leído parece que lleva todos esos sabores a cada cual más atrayente.
    El conjunto que lo conforma debe ser una fusión de sabores que no dudo debe estar delicioso.
    Como la exposición que haces.
    Buen fin de semana.
    Saludos

  6. adormidera

    Hola, chicos,
    antes de nada desfacer el entuerto: no tengo problema alguno con la tortilla de papas, pero sí me reconozco pecadora en cuanto a qu en casa rarísima vez la preparo.
    ¿Porqué? Pues porque no llega la ocasión. Casi cada semana hago revuelto o tortilla, me encantan los huevos (los menos los fritos, y aún así uno al año me puedo comer). Pero es que no llega la ocasión de repetir. Quiero decir que normalmente hay otra tortilla que quiero probar, o se me ocurre en el momento, o tiene que hacerse para aprovechar la temporada de tal o cual verdura. Pendientes de subir que recuerde ahora tengo una de sartenada y una china… pero entremedias han sido espinacas, setas, coliflor, judías verdes y pimientos, o formando parte de algún otro plato o huevos escalfados en cualquier sopa.
    También hay otra cosa, y es que fuera de casa es lo que me apetece muchas veces. Mi tapa preferida es la tortilla de papas, normalmente para criticar lo regular que está, pero es que tiene un punto especial eso de no haberla hecho yo.
    En fin, quizá mañana por la noche la haga para un celebrar una fiesta-excursión que se celebra aquí estos días y ya contaré.

    Con respecto a la mezcla, PUNTIYO, no deja de ser un batiburrillo, ciertamente, ahí le has dado. Ahora queda descubrir si es agradable a tu paladar o no. jejejejeje, y sobre éso nadie puede decidir. Un saludito.
    NINA, mi luz verde, justo hoy me llegó ese sol que me regalabas. Un poquito, tímido aún, pero llegó por fin. Si lo haces y consigues que el revuelto no te coja la tintura indescriptible de hoja verde, cuéntame cómo. Aunque creo que la solución podría ser hacer el revuelto al baño maría por separado, y mezclarlo en el último momento con las hojas, pero… variaría mucho el sabor? a lo mejor sabría más a huevo?… me parece que sí aunque habría que probar.
    Sea como sea, gracias por disfrutar de lo que dices que disfrutas, aunque no sé si realmente yo sea así.
    Un abrazo muy fuerte.
    jejejejejejej, PICANIÑA, acaso coincidencia nuevamente? Ya estaré atenta a tu descubrimiento de hoy con la fresa en salado. No tardes por si vuelvo a encontrarlas de oferta. Esta vez acabé de batidos un poco harta. Un besote
    MARHYA, entre amargo, terroso y picante… también puede tener un toque a mostaza… no sé bien. A mí me encanta, el potaje es de mis favoritos. Es sorprendente también la textura, que no lo comenté. Masticar las fresitas entre el arroz y otro bocado con el crunch del tallo del berro tiene algo especial. Quizá Puntiyo apostilló bien: batiburrillo (que a mí me gustó mucho). Un abrazo.
    JUAN, jejejejejej, creo que ésto o gusta mucho o nada. A mí me encantó, pero también advierto que aunque soy muy vulgarcita, a veces sorprendo por guastarme algo “muy particular”. Gracias y feliz fiesta también para tí. Un saludito

    Disfruten todos del fin de semana. Sean felices.

  7. la cocina de mesilda

    Es muy vistosa y bonita con los colores que le has puesto,tines mucha imaginacion y me encanta como explicas las cosas.
    Un beso.

  8. salvia

    Hola Adormidera!!! Qué mezcla tan original!!! te confieso que nunca he hecho revuelto de berros pero que de esta semana no pasa, siempre los he tomado en ensalada (fíjate tu qué poco imaginativa…..), y esta mezcla que has hecho jamás jamás jamás se me hubiera ocurrido!!! Me alegro que te haya gustado el bloc de 101cookbooks es precioso!!!!! Besotes!!!!!

  9. adormidera

    Hoy me dijo alguien: “¿miedo?, ¡sólo al miedo!”. Ojalá yo lo tuviera tan claro, pero desde luego en cuanto a las mezclas, el miedo no me atenazará nunca. Muchas gracias por la visita y tu comentario, ELENA. Besos
    CAROLINA, qué alegría verte por aquí!!! Ayer intenté dejarte un mensaje en tu blog, y al enviarlo me di cuenta porqué no lo pude hacer otras veces: no me permite dejártelos. Debes tener alguna limitación a los mensajes entrantes. Allí te decía que me vuelves a encontrar en el momento justo. Ayer se cumplió un año desde que empecé con el blog que tú me regalaste… cuánto ha ocurrido desde entonces, parecen muchísimos más los días transcurridos de tanto como me pesan las alforjas ahora. Espero que todo vaya bien y poder seguir viéndote (y escribiéndote si abres esa coraza de blog que tienes) Un beso enorme y siempre bien hallada.
    MESILDA, muchísimas gracias por tus palabras siempre amables. No sé si tengo imaginación o poca vergüenza 😉 Un abrazo. Espero que en casa vayan mejor las cosas.
    SALVIA, síiii que es bonito… igual que Yumyum asia… y Vega yumyum… y alguno otro que voy descubriendo por ahí. Hay muchísimas fuentes donde calmar la sed. Me alegro que te atrevas con los berros y espero que te gusten. También está bueno este revuelto con pasas y taquitos de queso de cabra, tal cual o sobre una base de melocotón en almíbar o compota de melocotón.
    POLITA, Apunta, apunta, que yo sigo apuntándome a viajar contigo, con ustedes. Sigo pensando que mejor nos iría si se mantuviera el trueque.
    Un abrazo

    • polita

      Ni dudes lo del trueque. Yo, este finde, lo he comprobado, he cambiado casa por amistad y comida. Aunque ha sido un trueque compartido, todos hemos disfrutado de todo…, y ha salido maravilloso!!!

      besotes de polita!!!

      • adormidera

        Polita, no me cabe duda. Hay que ver cómo lo disfrutan!!! Yo sigo en la espera para poder compartir.
        Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s